martes, 26 de enero de 2016

Tus ojos



La mirada melancólica con colores en el suéter, las ganas de los dos que no se pueden ocultar y miradas que se cruzan sin sospecha alguna llevados por el deseo de estar rotos del alma por no estar con quien deberíamos estar, dos locos apagados que se encuentran en el frío con el pretexto perfecto de una noche entre cobijas hace la explosión esperada desde su encuentro y sin arrepentimientos y con secretos divertidos que quedan en una pausa que no se sabe cuando volverá andar,  me quedo sin esperar nada que esperar, como pedirle al árbol que crece junto al río que no se nutra de esa agua de un no se que que que sé yo.

me quedo con tu mirada y con chavela vargas


No hay comentarios:

Publicar un comentario